Gasta en el casino el premio de la lotería compartido.

29 de enero de 2009.
Comenta

La fiscalía pidió cinco años y medio de prisión para un hombre que se niega a compartir con su ex socio de un premio de lotería de 734.743 euros a principios, a pesar de ser forzado a hacerlo por una decisión judicial, sostiene que, debido a que todo el dinero se gastó en casinos, después de haber sido diagnosticado con cáncer.

En la décima parte de la audiencia se celebrará en Barcelona hoy el caso en contra de Miguel Angel A., un camionero que acusó a la persecución de los delitos de rebelión y apropiación indebida de los bienes sospechosos de haber sido un premio de lotería para jugar una mitad con su entonces socio , p. Ysabel

Fue la ex esposa del acusado, en mayo de 1996 que selló el billete que tenía razón para una lotería primitiva adjudicado 122 millones de las antiguas pesetas y Miguel Angel A. entró en una cuenta a su nombre, a invertir más fondos en el banco.

La pareja dejó la relación de un año después, sin que el acusado le Ysabel obtener la parte del premio a la misma, por lo que presentó una demanda que ha dado lugar a una decisión de la Diputación de Barcelona en octubre de 1999 Miguel Ángel A. condenado a compartir el premio.

A pesar de este gran fallo, la demandada se negó a dar su partido Ysabel P. y, a lo largo de 2000, tomó el dinero de los fondos que había, así que cuando el tribunal dictó la ejecución de la sentencia había desaparecido de sus cuentas bancarias hasta el último euro.

La parte demandada sostiene que en un año desperdiciado su fortuna en los casinos de juego, principalmente, y decidió tirar la casa por la ventana después de que en julio de 1999 fue diagnosticado con leucemia uno de los cuales sólo podrían curarse con un trasplante de médula ósea.

"Aunque he jugado lo que yo había recordado." Miguel A. justificado dedicar su tiempo libre para tentar la suerte de ganar más dinero, los fondos de inversión, cuando fue con cuentas de hasta seis dígitos.

El acusado, recuperado de su cáncer y que una pensión pagada por enfermedad, sostiene que su ex pareja se limitó a sellar un boleto de lotería con los números que jugaba a la semana exclusivamente con el dinero que dio.

Contrario es la versión de Ysabel P., que, con dos hijos en Santo Domingo, recordó hoy la "ilusión" que se produjo cuando se enteró del teletexto que ha desempeñado el original.

La mujer, que tiene la acusación en el caso, dice que espera que "plenamente" en su ex pareja, y por lo tanto, no sorprende que él se ofreció a mantener el boleto ganador, mientras que ella se considera la conducción.

Según su cuenta, el billete y nunca regresaron a sus manos, e incluso llevó al notario trató de obligarla a firmar una nota en la que está de acuerdo en renunciar a parte del premio que se merece.

3 comentarios:

  eAposta

11 de abril de 2013, 3:15

¡Buena publicación!

  www.aireacondicionado-sat.es

29 de agosto de 2013, 3:06

El dinero a veces es muy avaricioso yo lo hubiera compartido pero tambien como tenia la enfermedad y no sabia si se iva a curar bien hizo en ir al casino y gastarselo o doblarlo.

  Mainar ortopedia

25 de septiembre de 2013, 2:05

El dinero es ambicioso si, pero donde haya vida habrá esperanza, no?